ALTERACIONES DEL RITMO CARDIACO EN EL POST OPERATORIO INMEDIATO DE LA CIRUGIA NO CARDIACA

Facebook Facebook   


Dr. Cocco Miguel Angel
CLINICA PRIVADA REINA FABIOLA
CORDOBA

OBJETIVOS:
Exponer la frecuencia de aparición de alteraciones en el ritmo cardíaco en el post operatorio inmediato y determinar los factores asociados a dicha aparición y encuadrados fuera de las variables dadas a partir de los riesgos relacionados con el paciente y con el procedimiento quirúrgico.


MATERIAL Y METODOS:
Se estudiaron 117 pacientes (69 varones-48 mujeres) sometidos a cirugía no cardíaca entre octubre de 1991 y marzo de 1992. La edad promedio fue de 57 años y el estado físico de todos ellos coincidía con las categorías I, II y III de la escala elaborada por ASA. Las intervenciones quirúrgicas fueron de tipo programadas intraperitoneales o intratoráxicas no cardíacas. El seguimiento de la actividad eléctrica cardíaca se realizó por observación directa en la pantalla del monitor durante las primeras 24hs.del post operatorio. En el momento de detectar las alteraciones del ritmo cardíaco se efecturaron: investigación semiológica de síntomas y signos vitales, valoración del estado hemodinámico, análisis bioquímicos, electrocardiogramas, y radiografías de tórax.


RESULTADOS

Las alteraciones del ritmo cardíaco se registraron en 56 pacientes(47,86%). Las arritmias supraventriculares estuvieron presentes en 35 pacientes(62,5%)de los postoperados con perturbación del ritmo cardíaco y 29,91% de la población total a estudio. Estas se vieron representadas por fibrilación auricular en 18 pacientes, flutter auricular en 1 paciente, extrasistolia supraventricular en 12 pacientes, taquicardia auricular paroxística en 1 paciente y bradicardia sinusal en 3 pacientes. Las arritmias ventriculares se registraron en 15 pacientes(26,79%) de los sujetos con arritmia y 12,82% del total y se presentaron como extrasistoles ventriculares en 12 pacientes, y taquicardia ventricular en 3 pacientes. Los trastornos de conducción se presentaron en 6 pacientes(10,71%) de los individuos con alteraciones del ritmo cardíaco, abarcando el 5,13% del total, manifestándose como BCRD en 1 paciente, BCRI en 1 paciente, HBAI en 2 pacientes, BAV de 1er.grado en 1 paciente y BAV completo en 1 paciente.


CONCLUSIÓN:
Mediante técnicas y prácticas de uso comun en las UTI, es posible detectar los factores clínicos subyacentes causales de los trastornos del ritmo cardíaco, pudiendo reducirse así la incidencia y mortalidad potencial de esta complicación, siendo la clave el conocimiento causal que presenta el paciente y no la farmacología antiarrítmica.

TAQUICARDIA VENTRICULAR MONOMORFA EN INDIVIDUOS SIN CARDIOPATIA
ESTRUCTURAL APARENTE.

Dr. Cocco Miguel Angel
CLINICA PRIVADA REINA FABIOLA
CORDOBA

OBJETIVOS:
Contribuir con nuestra experiencia y los resultados obtenidos a ampliar los escasos conocimientos existentes sobre un tipo específico de taquicardia ventricular en lo referente a su incidencia, características electrocardiográficas, electrofisiológicas, clínicas, pronóstico y tratamiento

MATERIAL Y METODOS:
Se estudiaron 8 pacientes(5 varones-3 mujeres) que ingresaron a UTI entre 1987 y 1992, con edad promedio de 37 años. Todos presentaban taquicardia ventricular monomorfa autolimitada o sostenida. En ningún caso existían antecedentes patológicos importantes. El exámen físico, laboratorio y estudios cardiológicos fueron normales con excepción de la taquicardia ventricular. Su diagnóstico se realizó mediante electrocardiograma convencional de superficie de 12 derivaciones, HOLTER electrocardiográfico o registros de monitor central. Durante el diagnóstico y seguimiento todos los pacientes fueron evaluados clínicamente, bioquímicamente y se efectuaron radiografías de tórax, electrocardiogramas seriados, tests de esfuerzo, HOLTERs y electrocardiogramas bidimensionales durante un período promedio de 18 meses. Siete pacientes fueron medicados, 6 con lidocaína intravenosa al ingreso, siguiendo con betabloqueantes y 1 con amiodarona desde el comienzo.

RESULTADOS:
En los 8 pacientes se presentó taquicardia ventricular monomorfa. Los complejos sinusales interpuestos y el trazado electrocardiográfico basal fueron normales en todos ellos. En 7 pacientes la taquicardia ventricular tuvo imágen de BCRD y en 1 paciente imágen de BCRI. La frecuencia promedio de los complejos ventriculares fue de 146 y la duración fue de 14 complejos promedio. En todos se evidenció disociación auriculoventricular. Al finalizar el seguimiento todos se encontraban asintomáticos y los ECG basales , tests de esfuerzo y HOLTER fueron normales. Sólo 2 pacientes continuaban recibiendo tratamiento antiarrítmico, 1 con propranolol y otro con amiodarona.

CONCLUSION:
De los casos estudiados se deduce que la taquicardia ventricular monomorfa en pacientes con corazón aparentemente normal se relaciona con períodos de stress. La manifestación clínica más frecuente son las palpitaciones; la morfología eléctrica es el BCRD; el mecanismo más probable es el aumento del automatismo; los betabloqueantes son útiles en el control de estas arritmias; es necesario evaluar periódicamente la evolución del paciente para detectar los casos en que la arritmia pudiera ser la primera manifestación de cardiopatía.